Mapeando una ciudad en crecimiento continuo

El barrio de Jangwani de Dar es -Salaam (Tanzania) sufrió graves inundaciones en mayo de 2015. Fotografía: Daniel Hayduk/AFP

Mapeando una ciudad en crecimiento continuo

Un proyecto de mapeo digital en Dar es- Salaam (Tanzania) ayuda a las comunidades locales.

Las ciudades nunca son estáticas: crecen y se contraen. La población de Dar es- Salaam (Tanzania) aumenta todos los meses en 35.000 habitantes. El número de habitantes que se suma cada año a la zona metropolitana de Dar es-Salaam equivale al de una ciudad de tamaño mediano. Algunos pronostican que, a ese ritmo, esta metrópoli costera africana de 5,5 millones de habitantes se convertirá dentro de 15 años en una megaciudad.

Mantener el control de este crecimiento y de los cambios en el paisaje urbano no es tarea fácil. Con este objetivo se creó hace cuatro años Dar Ramani Huria (‘mapa abierto de Dar’ en suahili), un proyecto comunitario de mapeo, en el que participan equipos de estudiantes universitarios locales y miembros de la comunidad. Su finalidad es elaborar un atlas muy detallado para uso de funcionarios de gobierno y miembros de la comunidad a fin de mejorar la preparación e intervención en casos de desastre.

Los equipos recorren calles, senderos y vías fluviales con sus móviles desde los cuales suben las coordenadas GPS de las características locales  que  representan  riesgos o  de los lugares que podrían servir de base durante una emergencia y se agregan al mapa. El desastre urbano más típico aquí son las inundaciones, que se registran en casi todas las estaciones de lluvias. En 2011, las inundaciones se cobraron más de 40 vidas y en 2014 otras doce.

“El mapa nos ha sido muy útil”, dice un voluntario de la Cruz Roja que vive en Kigogo, una zona propensa a las inundaciones y de muy escasos recursos de Dar es-Salaam. “Nos ayuda a encontrar la forma de rescatar a las víctimas de las inundaciones y también a conocer lugares seguros donde las víctimas de las inundaciones pueden reasentarse temporalmente. Los mapas también ayudan a la gente a ubicar  lugares como hospitales y escuelas”.

Hoy, en el sitio web del proyecto (ramanihuria.org) se pueden consultar, en forma gratuita y sin restricciones, mapas detallados en color de 21 municipios de la ciudad. Según Nyambiri Kimacha, asesora de la Cruz Roja de Tanzania, lo bueno del proyecto es que los que impulsan el proceso son las personas que más conocen y cuidan sus barrios. “Y pueden ver el mapa en sus teléfonos y así identificar los problemas para que nosotros podamos trabajar en ellos”, observa.

A medida que han ido tomando forma, los mapas también se han utilizado para la planificación y el desarrollo de la ciudad. Mussa Natty, urbanista y miembro del consejo municipal del distrito de Kinondoni, coincide con esto. “No sólo ayudan a las personas en caso de desastre, sino que también sirven para las medidas de reducción de riesgos como la construcción de sistemas de drenaje. Nos permiten evitar los peligros al ver exactamente en qué zonas no se puede construir”.

“Realmente necesitábamos esto. Lo necesitábamos ayer”, añade.

Desactualizados

En efecto, los mapas de antes de Ramani Huria estaban obsoletos, asegura Mark Iliffe, un responsable de proyectos del Banco Mundial, que respalda el proyecto, junto con la Cruz Roja Americana y otras entidades. “Los mapas oficiales databan de 1994, cuando la población de Dar es-Salaam era de 2,5 millones de habitantes. Desde entonces, se ha duplicado. ¿Cómo puede un urbanista desarrollar un plan maestro para los próximos 15 años cuando los mapas no reflejan la realidad?”.

Lo mejor del mapeo en línea es que una vez que la comunidad entiende el procedimiento, los mapas se van actualizando continuamente. La etapa siguiente, dice Iliffe, es generalizar el acceso a los mapas para que cada barrio, cada distrito y la ciudad en su conjunto puedan proponer soluciones de manera más eficaz. Aunque los mapas están disponibles en línea y son interactivos mediante teléfonos móviles inteligentes, el acceso a estos aparatos y la señal de banda ancha no son universales en Dar es-Salaam. Por lo tanto, el siguiente paso sería  imprimir miles de pequeños mapas de los barrios para que se distribuyan  con regularidad a medida que se va actualizando la información.

A la derecha, el mapa muestra Kigogo, un barrio de Dar es-Salaam, antes y después de que los voluntarios realizaran mapeos.

This post is also available in: Inglés, Francés, Árabe

Los comentarios están cerrados, pero los trackbacks y pingbacks están abiertos.