Un recorrido por Kigogo

Un recorrido por Kigogo

Utilizando un mapa en línea que trazaron en colaboración con los habitantes de Kigogo, un barrio de Dar es-Salaam (Tanzania), los voluntarios de la Cruz Roja de Tanzania pasan revista a los riesgos y las ventajas que presenta esta zona.

Según el censo de 2012, habitan en Kigogo unas 57.600 personas sobre una superficie de menos de dos kilómetros cuadrados. (El número probablemente sea mucho más alto dado el rápido crecimiento de la población.) Cerca de la mitad de esa superficie, que comprende 4.400 edificios, incluidas cuatro escuelas y un hospital, es propensa a las graves inundaciones estacionales.

No siempre fue así. Inicialmente Kigogo se extendía sobre una colina entre dos valles fluviales, pero el barrio ha ido creciendo hacia las zonas más bajas  propensas a las inundaciones. Como las casas improvisadas se construyen en los lechos de los ríos, que se usan también como vertederos de basura, el riesgo de inundación aumenta a un ritmo alarmante.

La falta de canales de drenaje bien construidos ha empeorado la situación de Kigogo, pero gracias al proyecto de mapeo comunitario Dar Ramani Huria, los activistas, los líderes y los urbanistas locales pueden abordar esos problemas de manera mucho más eficaz, pues ahora saben con mayor precisión lo que hay que hacer y dónde.

“Los habitantes pueden usar los mapas para saber lo que está ocurriendo con los ríos, puentes y otras infraestructuras”, explica un voluntario de la Cruz Roja del distrito. “Este sistema nos ha ayudado realmente a conocer mejor Kigogo”.

Para tener una idea de lo que les ha aportado la realización del mapeo,  pedimos a algunos voluntarios de la Cruz Roja de Tanzania que nos hicieran un recorrido por Kigogo guiándonos por el mapa. En cada parada, nos explican lo que ven y por qué decidieron poner ese lugar en el mapa.

El puente Gonzaga: anegado por las aguas

En medio del puente Gonzaga, el activista local Zaharani Omary nos explica que, durante la temporada de lluvias, raudales de agua cubren el puente, haciéndolo impracticable para vehículos y peatones. Una  curva pronunciada del río empeora la situación extendiendo las inundaciones también sobre las casas aledañas. Una escuela y la iglesia también corren peligro de verse anegadas.

“Pusimos este lugar en el mapa para mostrar los problemas que afectan al vecindario”, dice Omary,  que se encarga de detectar las dificultades que plantean los ríos locales. “Los habitantes aquí se ven muy afectados por las inundaciones y están obligados a reasentarse durante la temporada de lluvias”.

La calle Kigogo: un lugar seguro

El activista  Miraji Simba, especialista en cursos de agua y voluntario de la Cruz Roja de Tanzania, se encuentra en la calle Kigogo, donde se han instalado pequeñas y grandes empresas, así como las oficinas administrativas del jefe y subjefe del distrito. “A mi izquierda están las escuelas de Kigogo y Mkawa y a mi derecha la mezquita de Masjid, donde la gente puede refugiarse en caso de inundaciones“, observa Simba.

“Este lugar es seguro porque no está en un valle. Las escuelas también están rodeadas por zanjas, hechas por el Programa de Mejoramiento de la Infraestructura Comunitaria (CIUP), un proyecto financiado por el gobierno de la ciudad, el Banco Mundial y otras entidades, para drenar el agua hacia el océano. La zona se ha incluido en el mapa porque las escuelas y la mezquita ofrecen un lugar seguro para la población en momentos de crisis”.

El río Msimbazi: un muro para contener el agua

Continuamos el recorrido y en nuestra segunda parada, Omary señala un muro de contención construido en una orilla del río Msimbazi, que separa una parte de Kigogo de Buguruni, el barrio vecino. Desafortunadamente, el muro ha causado tantos problemas como los que ha resuelto.

“Este lugar está en el mapa porque la infraestructura está en mal estado”, dice Omary. “Inicialmente, los efectos de las inundaciones no eran tan graves dado que el muro no existía. Después de su construcción, el caudal del río se ha visto reducido y las zanjas de drenaje destruidas”.

Las inundaciones son un problema corriente para los habitantes de esta parte de Kigogo, la mayoría de los cuales come una sola vez al día. “No hay mercado en esta zona -dice Omary- y durante la temporada de lluvias, les es difícil ir al mercado a causa de las inundaciones”.

El río Kibongu: una desviación amenazante

“Esta zona se incluyó en el mapa porque el río Kibongu ha desviado su curso y ya no pasa por debajo del puente”, dice Miraji Simba, de pie en el lugar donde un puente enlaza Kigogo con el barrio Mburahati Barafu. “Esto ha llevado a la destrucción de muchas casas”.

“Durante la temporada de lluvias, las inundaciones destruyen bienes y, a veces, causan la muerte”, dice Simba,  que es uno de los muchos miembros locales de Water Witness International, organización que trabaja para proteger los ríos de la contaminación. “Podemos reparar las zanjas a través de servicios comunitarios para minimizar los efectos de las inundaciones . A mi izquierda, hay una pequeña zanja que fue reparada por el CIUP. La sociedad necesita encontrar la forma de recuperar el curso original del río. Los habitantes no pueden resolver estos problemas  solos; necesitamos ayuda del gobierno y voluntarios”.

Se puso Mapera en el mapa

“Este lugar no es afectado directamente por las inundaciones, pero sirve de refugio si se producen  en el barrio de Bondeni”, dice Omary. “Los habitantes son muy amables y hospitalarios. Cuando las aguas se retiran los damnificados pueden regresar a su hogar”.

“Hay escuelas, farmacias, un cementerio y otras instalaciones que pueden ser útiles en tiempo de crisis. Sin embargo, Mapera tiene sus propias dificultades y necesidades. Muchos de sus habitantes, cuyas casas están en mal estado, son ocupantes ilegales”, acota Omary. Es necesario construir infraestructura y mejorar servicios como la recogida de basura.

Se han realizado algunas mejoras como la construcción de nuevas zanjas de drenaje que han sido particularmente eficaces durante la temporada de lluvias. Pero otras necesitan reparación, algo que se puede indicar en el mapa. “Estas zanjas son estrechas y a menudo  las destruyen los vehículos”, asegura. Señalar estos problemas en el mapa, dice, ayuda a alertar a las autoridades y a los voluntarios sobre algo que no siempre es obvio. “Entonces, pueden trabajar juntos para reparar o mejorar la infraestructura”.

This post is also available in: Inglés, Francés, Árabe

Los comentarios están cerrados, pero los trackbacks y pingbacks están abiertos.