Categoría: Climate change

Un cambio de paradigma

En los Andes de Perú, los pronósticos contribuyen a captar recursos, lo que permite a los pequeños criadores de alpacas proteger sus animales del frío extremo y las nevazones.

Seguir leyendo

Una ventana de tiempo

[vc_section full_width="stretch_row_content" content_placement="top"][vc_row full_width="stretch_row_content_no_spaces" content_placement="middle"][vc_column][vc_single_image image="9337" img_size="full" alignment="center" el_class="imagenPostHeader"][/vc_column][/vc_row][vc_row full_width="stretch_row" content_placement="middle"][vc_column width="1/6"][/vc_column][vc_column width="4/6"][vc_column_text css=".vc_custom_1575398827934{padding-top: 30px !important;padding-bottom: 0px !important;}"] <h5 style="text-align: center;"><span style="color: #ff0000; font-size: 16px;"><strong>VIDEO HISTORIA</strong></span></h5> <h1 style="text-align: center; font-family: lora; font-weight: 400px;"><span style="font-size: 60px;">Una ventana de tiempo</span></h1> <h5 style="text-align: center;"><span style="font-family: lora; color: #808080;">A medida que las tormentas e inundaciones se vuelven más extremas y menos previsibles, un nuevo proyecto en Perú utiliza los pronósticos meteorológicos para estimular el financiamiento de actividades humanitarias antes de que ocurra un desastre. Así se cambia la manera tradicional de hacer frente a los desastres, buscando con ello salvar más vidas. </span></h5> [/vc_column_text][/vc_column][vc_column width="1/6"][/vc_column][/vc_row][/vc_section][vc_section full_width="stretch_row_content" content_placement="top"][vc_row full_width="stretch_row_content" content_placement="top" css=".vc_custom_1567816214715{margin-top: 20px !important;}"][vc_column width="1/6"][/vc_column][vc_column width="4/6"][vc_video link="https://www.youtube.com/watch?v=xCHb2-5F290&feature=youtu.be" align="center"][/vc_column][vc_column width="1/6"][/vc_column][/vc_row][vc_row gap="30"][vc_column width="1/6" css=".vc_custom_1568811588396{margin-bottom: 0px !important;}"][vc_column_text el_class="hrB"] <hr /> <p style="font-size: 14px; text-align: left;"><span style="color: #808080;">Septiembre 2019 |</span></p> Reportaje y producción audiovisual: <span style="color: #808080;"><strong>Manuel Rueda</strong></span> <p style="font-size: 14px; text-align: left;"><span style="color: #808080;">Producción y edición:</span> <span style="color: #808080;"><strong>Irina Ruano</strong></span></p> Fotografías:<strong> Bruno Chávez Cruz Roja Peruana</strong> [/vc_column_text][/vc_column][vc_column width="2/3"][vc_column_text el_class="ajustarMovil"]Beatriz Paredes recuerda la última vez que <strong>el río Amazonas casi acaba con su casa de madera en Belén</strong>, un barrio de la ciudad de Iquitos (Perú). Los niveles del agua subieron repentinamente en su comunidad, y en menos de una semana el pequeño espacio que utiliza como <strong>sala, cocina, y habitación estaba cubierto de aguas turbias del río.</strong> Mientras bajaban los niveles del agua, Paredes y su familia durmieron en unas tablas de madera que ubicaron justo debajo del techo de la casa, para formar un improvisado ático. “Hubo días en que nos acostábamos sin comer nada” recuerda Paredes, quien habitualmente vende jugo de caña en el mercado local, y por esos días no pudo trabajar. “Perdí mis ollas, los muebles, los platos; lo que no cabía arriba se lo llevó el río”. <strong>Las inundaciones son recurrentes durante la época de lluvias en Belén</strong>, un barrio pobre de casas hechas sobre plataformas de madera a la orilla del río donde viven miles de personas que, como Beatriz Paredes, no tienen los medios para alquilar una vivienda en las zonas más seguras de Iquitos. Pero el distrito de Belén –promocionado por algunos guías turísticos como ´la Venecia del Amazonas´— está sufriendo inundaciones cada vez más graves, posiblemente por efecto de la crisis climática en la cuenca del Amazonas. En 2012, unas 200.000 personas fueron afectadas por las inundaciones que asolaron Iquitos y el departamento de Loreto y en las que Beatriz Paredes estuvo a punto de perder su hogar. En 2015, otra serie de inundaciones asoló la Amazonia peruana, dejando más de <strong>160.000 personas damnificadas</strong>, según la Oficina de las Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios.[/vc_column_text][/vc_column][vc_column width="1/6"][/vc_column][/vc_row][/vc_section][vc_section full_width="stretch_row_content"][vc_row gap="30"][vc_column width="1/6" css=".vc_custom_1567815105284{margin-right: 10px !important;margin-left: 10px !important;padding-top: 10px !important;}"][/vc_column][vc_column width="4/6"][vc_column_text] <h4 class="title" style="text-align: left;"><span style="color: #ff0000;">Un cambio de paradigma</span></h4> [/vc_column_text][vc_column_text]<strong>Mientras las inundaciones anuales en la Amazonia se vuelven más extremas</strong>, la <a href="http://www.cruzroja.org.pe/">Cruz Roja Peruana</a> trata de reducir el número de personas afectadas por las crecientes del río mediante la implementación de un nuevo proyecto que cambia el enfoque de la acción humanitaria. La idea es proporcionar asistencia a la población de mayor vulnerabilidad antes de las inundaciones, a fin de proteger su seguridad y salud durante estos fenómenos climáticos extremos. “Hemos sido una institución humanitaria enfocada tradicionalmente en responder al impacto de los fenómenos extremos”, dice Kemper Mantilla, coordinador nacional de este proyecto de la Cruz Roja Peruana. “Lo que estamos haciendo ahora es un cambio de paradigma”. Este nuevo mecanismo, diseñado por la <a href="https://www.drk.de/">Cruz Roja Alemana</a> y el <a href="https://www.climatecentre.org/">Centro de las organizaciones de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja sobre cambio climático</a>, y conocido como <a href="https://www.forecast-based-financing.org/">Preparación basada en Pronósticos</a>, se ha implementado ya en varios países, desde Bangladesh a Togo. En Perú,el proyecto se ha puesto en marcha en tres zonas del país que sufren fenómenos climáticos extremos: la costa, que se ve periódicamente azotada por lluvias extremas relacionadas con El Niño, la zona altoandina, donde las comunidades ubicadas a más de 3.800 metros sobre el nivel del mar sufren anualmente olas de frío y nevadas que afectan a los medios de vida de los pequeños criadores de alpacas, y la zona de la cuenca del Amazonas en torno a Iquitos. En el caso de los criadores de alpacas, los pronósticos permiten captar fondos para la construcción de refugios y la provisión de medicamentos para el ganado. Perdemos de 15 a 20 alpacas cada invierno”, dice Flavio Cabana, quien tiene un rebaño de 400 alpacas en la región de Arequipa, al sur del Perú. “Los animales jóvenes son los más propensos a morir de frío”. El proyecto analiza la información emitida por el Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología del Perú y comunica al personal de la Cruz Roja Peruana alertas sobre los fenómenos extremos que pueden afectar a comunidades vulnerables. Con dicha información, los trabajadores humanitarios tienen más tiempo para preparar y distribuir la ayuda a la gente más necesitada. “<strong>Tratamos de que la información científica llegue lo más rápido posible a los encargados de tomar decisiones</strong>” dice Juan Bazo, asesor científico del Centro de las organizaciones de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja sobre cambio climático, otro asociado clave de los proyectos de la Preparación basada en Pronósticos en todo el mundo. “La idea es aprovechar esa ventana de tiempo que nos dan los pronósticos meteorológicos para ayudar a las personas más vulnerables”.[/vc_column_text][/vc_column][vc_column width="1/6" offset="vc_col-xs-12"][vc_column_text el_class="hrB"] <h5 style="text-align: left;"><span style="color: #ff0000; font-size: 16px;"><strong>OTROS ARTÍCULOS</strong></span></h5> <hr /> <h5 style="text-align: left;"><span style="color: #333333;"><a class="vc_gitem-link" style="color: #333333;" title="Climate of war" href="https://www.rcrcmagazine.org/2018/11/climate-of-war/?lang=es">Clima de guerra</a></span></h5> <hr /> <h5 style="text-align: left;"><span style="color: #333333;"><a class="vc_gitem-link" style="color: #333333;" title="The wildfire diaries" href="https://www.rcrcmagazine.org/2018/10/the-wildfires-diary/?lang=es">Los diarios de los incendios forestales</a></span></h5> <hr /> <h5 style="text-align: left;"><span style="color: #333333;"><a class="vc_gitem-link" style="color: #333333;" title="Will a hotter planet lead to more armed conflict?" href="https://www.rcrcmagazine.org/2019/12/la-vida-en-una-zona-en-crisis/?lang=es">La vida en una zona en crisis </a></span></h5> <hr /> [/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row main_heading="``Quotation goes in here.``" main_heading_color="" heading_tag="h2" sub_heading_color="" alignment="center" spacer="line_with_icon" spacer_position="top" spacer_img_width="48" line_style="solid" line_height="1" line_color="#333333" line_icon_fixer="10" main_heading_font_size="desktop:20px;" margin_design_tab_text="" main_heading_margin="margin-top:10px;margin-bottom:10px;" sub_heading_font_size="desktop:16px;" sub_heading_margin="margin-top:5px;margin-bottom:20px;" el_class="pullquote" main_heading_typograpy="" main_heading_font_family="" main_heading_style="" main_heading_line_height="" sub_heading_typograpy="" sub_heading_font_family="" sub_heading_style="" sub_heading_line_height="" spacer_img="" line_width="" spacer_margin=""][vc_column width="1/6"][vc_empty_space][/vc_column][vc_column width="4/6" css=".vc_custom_1568810684133{margin-top: 10px !important;margin-bottom: 10px !important;}"][ultimate_heading spacer="line_with_icon" line_height="1" line_color="#dd3333" icon="Defaults-quote-left" icon_size="32" icon_color="#ffffff" icon_style="circle" icon_color_bg="#dd3333" main_heading_font_size="desktop:20px;" main_heading_margin="margin-top:10px;margin-bottom:10px;" sub_heading_font_size="desktop:16px;" sub_heading_margin="margin-top:5px;margin-bottom:20px;" el_class="pullquote ajustarMovilExtra"] <h3 style="text-align: center;"><span style="color: #808080;"><em>The benefit of this programme is that it uses weather forecasts, which give us a window of time to act, so that we can get help to the most vulnerable people.</em></span></h3> [/ultimate_heading][/vc_column][vc_column width="1/6"][vc_empty_space][/vc_column][/vc_row][/vc_section][vc_section full_width="stretch_row_content"][vc_row][vc_column width="1/2"][vc_single_image image="8870" img_size="large" add_caption="yes" onclick="link_image"][/vc_column][vc_column width="1/2"][vc_single_image image="8866" img_size="large" add_caption="yes" onclick="link_image"][/vc_column][/vc_row][vc_row gap="30"][vc_column width="1/6" css=".vc_custom_1567815105284{margin-right: 10px !important;margin-left: 10px !important;padding-top: 10px !important;}"][/vc_column][vc_column width="4/6"][vc_column_text] <h4 class="title" style="text-align: left;"><span style="color: #ff0000;">La preparación es crítica</span></h4> [/vc_column_text][vc_column_text]Gran parte de las actividades del proyecto <strong>Preparación basada en Pronósticos se lleva a cabo mucho antes de que se activen las temidas alertas de la inminencia de inundaciones extremas</strong>. En Iquitos, una ciudad ubicada en el corazón de la Amazonia, la Cruz Roja Peruana puso en marcha el proyecto en 2016. Lo primero que se hizo, dice Kemper Mantilla, fue localizar las zonas de la ciudad que podrían beneficiarse del proyecto en base al <strong>análisis de los datos sobre riesgos como la exposición de las comunidades al peligro y la vulnerabilidad</strong>. Posteriormente, se realizaron encuentros comunitarios, en los que los vecinos señalaron cuáles son las necesidades más apremiantes en caso de inundaciones extremas, como las ocurridas en los años 2012 y 2015. En estas reuniones quedó claro que la falta de agua potable es uno de los mayores problemas que enfrentan los habitantes de Belén y de varias comunidades rurales que participan en el proyecto. La mayoría de los habitantes de estas comunidades no disponen de agua potable en sus casas, así que sacan agua del río para lavar y cocinar, y para beber compran agua en botella en los mercados locales. Sin embargo, la distribución de agua embotellada colapsa durante las inundaciones, y el agua del río carga más sedimento y desechos, haciendo que su consumo sea peligroso, precisa Mantilla. Gracias a los recursos aportados por un fondo de la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja <a href="https://media.ifrc.org/ifrc/wp-content/uploads/sites/5/2019/03/0097_19_003_Broschuere_National-Society_210x297_EN.pdf">destinado a acciones tempranas</a>, la Cruz Roja Peruana está en condiciones de distribuir filtros de agua a 600 familias de la región de Loreto la próxima vez que ocurra una inundación extrema. Para ello, la Sociedad Nacional ha realizado varios simulacros con la finalidad de asegurar un proceso de entrega efectivo. Los filtros separan los sedimentos y eliminan las bacterias” explica Mantilla. “Así evitamos el brote de enfermedades intestinales”.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row full_width="stretch_row"][vc_column width="1/6"][vc_empty_space][/vc_column][vc_column width="4/6"][vc_single_image image="8854" img_size="full" onclick="link_image"][/vc_column][vc_column width="1/6"][vc_empty_space][/vc_column][/vc_row][/vc_section][vc_row full_width="stretch_row_content" gap="30"][vc_column width="1/6" css=".vc_custom_1567815105284{margin-right: 10px !important;margin-left: 10px !important;padding-top: 10px !important;}"][/vc_column][vc_column width="4/6"][vc_column_text] <h4 class="title" style="text-align: left;"><span style="color: #ff0000;">Sin mercancía para vender</span></h4> [/vc_column_text][vc_column_text]Para Beatriz Paredes, que sobrevive con un ingreso de unos 8 dólares al día, <strong>este tipo de ayuda también tiene un efecto económico</strong> pues el filtro de agua evita la compra de agua embotellada, cuyo precio es elevado. Paredes dice que también <strong>se ve en aprietos para comprar alimentos y otros productos básicos</strong> durante las inundaciones pues estos fenómenos meteorológicos la dejan sin su principal fuente de ingresos: el jugo de caña que vende en el mercado. “Cuando el agua sube la chacra queda anegada y no podemos trabajar en ella”, señala Paredes, quien muele su propia caña de azúcar todas las mañanas en un extractor de jugo. “Cuando no tengo nada que vender es difícil sustentarnos”. Marcos Paimaya, un cultivador de cilantro de la comunidad rural de Cantagallo, situada río abajo a una hora de Iquitos, dice que las inundaciones lo ponen en similares dificultades. <strong>Durante las inundaciones estacionales, el terreno que cultiva queda bajo el agua.</strong> Paimaya se prepara para las inundaciones inevitables ahorrando lo más que puede durante los meses en que le es posible trabajar. Construyó también una canoa para desplazarse cuando el río cubre su pueblo. Pero cuando las inundaciones se prolongan, su bolsillo sufre porque además no puede moverse en su pequeña canoa cuando el río corre con demasiada fuerza y tiene que pagar el transporte en embarcaciones más grandes para poder desplazarse. “Las inundaciones me afectan y me impiden mantener a mis hijos”, observa Paimaya.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row full_width="stretch_row_content"][vc_column width="1/2"][vc_single_image image="8862" img_size="large" add_caption="yes" onclick="link_image"][/vc_column][vc_column width="1/2"][vc_single_image image="8858" img_size="large" add_caption="yes" onclick="link_image"][/vc_column][/vc_row][vc_row full_width="stretch_row_content" gap="30"][vc_column width="1/6" css=".vc_custom_1567815105284{margin-right: 10px !important;margin-left: 10px !important;padding-top: 10px !important;}"][/vc_column][vc_column width="4/6"][vc_column_text] <h4 class="title" style="text-align: left;"><span style="color: #ff0000;">Luchando por un mejor futuro</span></h4> [/vc_column_text][vc_column_text]Por estos motivos, un componente importante del proyecto de Preparación basada en Pronósticos de la Cruz Roja Peruana es la <strong>transferencia de dinero en efectivo que se hace a las familias vulnerables</strong>. En tal sentido, el proyecto prevé realizar una transferencia en efectivo de aproximadamente 220 Francos Suizos a <strong>400 familias</strong> pocos días antes de que sus comunidades sufran de una inundación extrema. No es un gran monto, pero puede ayudar a estas familias a comprar comida, medicinas, a pagar gastos de transporte o a solventar cualquier otra necesidad que se les presente de manera previa a la inundación, asegura Natalia Gómez de Travesedo, delegada de la Cruz Roja Alemana para el proyecto Preparación basada en Pronósticos en Perú y Ecuador. “Ayuda ya que llegamos antes a las comunidades que serán potencialmente afectadas”, dice Gómez de Travesedo. “Y todo esto permite mitigar el impacto de estos eventos extremos en la población.” Gómez de Travesedo dice que el proyecto aún tiene que ser probado y medido de manera sistémica y estructurada para generar la evidencia necesaria.  Pero está claro que para personas como Marcos Paimaya este tipo de ayuda quita un gran peso de sus hombros. Como muchas personas en esta zona, Paimaya se esmera en su trabajo y ahorra dinero para que sus cuatro hijos puedan terminar su educación secundaria, pues es una de las pocas opciones que tienen para acceder a una vida mejor.  “Los gastos relacionados a las inundaciones pueden ser un gran obstáculo para realizar esos sueños”, dice el agricultor. “Yo me quemo la espalda, (bajo el sol) para sacar adelante a mis hijos” dice Paimaya, quien sólo pudo estudiar hasta tercero de primaria. “Yo quiero que ellos tengan una educación superior…para que ellos se mantengan y no tengan que estar como yo sufriendo de la creciente y de tantas cosas que uno sufre acá en la chacra.”[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_section full_width="stretch_row_content"][/vc_section][vc_section][vc_row][vc_column][vc_column_text] <h3 style="text-align: center;">Recomendado</h3> [/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width="1/3"][vc_video link="https://www.youtube.com/watch?v=S25w0EfTfJM"][vc_column_text]Mientras la urbanización pone en peligro a las personas más vulnerables, ¿qué se hace en ciudades como Hong Kong para contrarrestar los efectos del cambio climático?[/vc_column_text][/vc_column][vc_column width="1/3"][vc_video link="https://youtu.be/cFuXRT0NzRU"][vc_column_text]Un grupo de voluntarios explica por qué su bienestar se convierte en una prioridad al asistir personas con enfermedades crónicas.[/vc_column_text][/vc_column][vc_column width="1/3"][vc_video link="https://www.youtube.com/watch?v=tLTDVISdq2s&index=1&list=PLrI6tpZ6pQmRE-kKa834pg0xbSuCR-3le"][vc_column_text]Personas han dejado Myanmar por su seguridad. Ahora en Bangladesh se enfrentan a las amenazas de lluvias extremas y ciclones.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][/vc_section]
Seguir leyendo

Hong Kong: megaciudades, megacalor

[vc_section full_width="stretch_row" css=".vc_custom_1529670341020{border-top-width: 3px !important;border-bottom-width: 3px !important;padding-bottom: 30px !important;background-color: #282828 !important;border-top-color: #ffd600 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #ffd600 !important;border-bottom-style: solid !important;}"][vc_row css=".vc_custom_1528807616846{margin-bottom: 0px !important;padding-bottom: 0px !important;}"][vc_column][vc_column_text] <h3><span style="color: #ffd600;">VIDEO</span></h3> [/vc_column_text][vc_video link="https://youtu.be/S25w0EfTfJM" align="center" css=".vc_custom_1539778903163{margin-top: 0px !important;margin-right: 0px !important;margin-bottom: 0px !important;margin-left: 0px !important;padding-top: 0px !important;padding-right: 0px !important;padding-bottom: 0px !important;padding-left: 0px !important;}"][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width="3/4"][vc_column_text css=".vc_custom_1542123581283{padding-top: 50px !important;padding-bottom: 5px !important;}"] <h1><span style="color: #ffffff;"><strong>Hong Kong: megaciudades, megacalor</strong></span></h1> <h1><span style="color: #ffffff;"><strong>s</strong></span></h1> [/vc_column_text][/vc_column][vc_column width="1/4"][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width="3/4"][vc_column_text css=".vc_custom_1542123594734{padding-bottom: 20px !important;}"]<span style="color: #999999;"><strong>La urbanización agrava los efectos del calentamiento y ciudades como Hong Kong sufren un aumento rápido de las temperaturas. Los más afectados son los habitantes más vulnerables, como las personas de edad.</strong></span>[/vc_column_text][/vc_column][vc_column width="1/4"][vc_column_text el_class="rcmag-story-byline-video"]Reportaje y realización : Elena Pedrazzani Video: Alexia Webster[/vc_column_text][vc_column_text el_class="rcmag-share"] <h3><strong>Compartir</strong></h3> [feather_share][/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][/vc_section][vc_section][vc_row][vc_column width="3/4"][vc_column_text]<strong>Hong Kong se está calentando. </strong>Según el Observatorio de Hong Kong: la ciudad registra una marcada tendencia al alza de las temperaturas a largo plazo, que los datos de 2017 y 2018 confirman: el año 2017 fue más caluroso de lo normal,<strong> con 41 noches calurosas (más de 28° C) y 29 días muy calurosos (más de 33° C). Esas cifras son, respectivamente, la más elevada y la sexta más elevada que se tengan registradas. </strong>La "estación cálida" de 2018 comenzó con el <strong>mes de mayo más tórrido desde 1885, en el que las temperaturas alcanzaron los 36,7 °C.</strong> ¿Todo esto se debe al cambio climático? Lee Sai-ming, investigador principal del Observatorio de Hong Kong, nos responde. “El cambio climático se inscribe dentro de un panorama general. Examinamos la evolución del clima en el largo plazo y no durante tal o tal año. Sin embargo, si nos situamos en el contexto del cambio climático, las olas de calor registradas este año en Hong Kong, que se suman a los fenómenos del mismo tipo observados en todo el mundo, demuestran que la probabilidad de tener veranos muy calurosos aumenta”. De hecho, las temperaturas en Hong Kong han subido a un ritmo de 1,2 grados por siglo, aunque los datos muestran que ese ritmo se ha acelerado en los últimos decenios.[/vc_column_text][/vc_column][vc_column width="1/4"][/vc_column][/vc_row][/vc_section][vc_section full_width="stretch_row" content_placement="middle" parallax="content-moving" parallax_image="7217" el_class="rcmag-home-feature"][vc_row][vc_column width="1/2"][/vc_column][vc_column width="1/2"][vc_column_text el_class="rcmag-story-text-overlay"]"Cuando hace calor, no salgo porque no lo soporto. Me quedo en casa para mantenerme al fresco. Pero me gustaría poder salir para charlar con mis amigos. Hablamos de los lugares que nos gustaría visitar o de nuestras familias". Lee Kit-wan, 81 años[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][/vc_section][vc_section][vc_row][vc_column width="3/4"][vc_column_text] <h2><strong>Las consecuencias inmediatas</strong></h2> [/vc_column_text][vc_column_text]“Las altas temperaturas son peligrosas para las personas de edad”, explica Irene Lui Sau-lan, responsable del servicio de emergencia local de la Cruz Roja de Hong Kong. “A menudo viven solas y no pueden contar con el apoyo de su familia. Muchas padecen enfermedades crónicas, lo que las hace todavía más frágiles. El calor también incide en su vida diaria, reduce el tiempo que pueden pasar al aire libre y refuerza el sentimiento de soledad”. Se pueden constatar los efectos de las temperaturas más altas en Kwun Tong, que es a la vez el barrio más caluroso de Hong Kong y donde se concentra el mayor número de personas con bajos ingresos y de más edad. Muchas personas aquí son muy vulnerables al calor, pero disponen de muy pocos medios para protegerse. “Voy al parque de mañana temprano”, dice Wong Shuk-man, una viuda de 82 años que vive sola en un edificio de la urbanización de Tsui Ping, en Kwung Tong. “Hace mucho calor durante el día, así que vengo a las 5 o 6 de la mañana. Hago ejercicios, converso con vecinos y, sobre todo, puedo tocar el <em>erhu</em> (instrumento de música tradicional de dos cuerdas). El calor en mi casa es insoportable durante el día y puedo tocar solo un rato porque debo mantener la puerta abierta para que circule el aire y los vecinos se empiezan a quejar rápidamente”. Incluso para cocinar es demasiado caluroso el apartamento. “Cocino aquí en el pasillo”, comenta. “Saco todos los implementos para cocinar el arroz y como aquí todos los días, porque está más fresco; adentro es sofocante”.[/vc_column_text][vc_single_image image="7222" img_size="full" add_caption="yes"][vc_column_text]La única ventanita de los escasos 10 m2 que conforman el apartamento de Wong Shuk-man, está obstruida por sus cosas que, lógicamente, no tiene donde guardar. Originaria de Fujian (China), Wong Shuk-man vive en Hong Kong desde hace más de 30 años: “Hace cada vez más calor en Hong Kong”, asegura, y agrega que algunos días el calor le impide simplemente moverse. Lo peor fue el día del “gran calor" cuando la temperatura sobrepasó los 35 grados. “Fue el 23 de julio de 2018, y no me atreví a salir, pero me sentí bien sola. Así que finalmente fui al centro comunitario para personas mayores”. Catherine Wong Kuk-ching, responsable principal del centro comunitario para personas mayores True Light Villa, conoce muy bien la situación que describe Wong Shuk-man. El calor puede tener graves consecuencias en las personas de edad, especialmente cuando viven solas. Para protegerse deben quedarse en casa, lo que también supone algunos riesgos, pues pueden sentirse muy aisladas y, en el peor de los casos, caer en una depresión. “Además, muchas personas no usan el aire acondicionado porque es una solución demasiado costosa y los centros comunitarios se convierten así en su ‘segundo hogar’. Vienen aquí para hablar con sus amigos y participar en los programas que proponemos. Pero, por supuesto, también les gusta aprovechar el aire acondicionado que hay en el centro, para refrescarse”.[/vc_column_text][/vc_column][vc_column width="1/4"][/vc_column][/vc_row][/vc_section][vc_section][vc_row][vc_column width="3/4"][vc_video link="https://www.youtube.com/watch?v=YERYeuzZsFo"][/vc_column][vc_column width="1/4"][/vc_column][/vc_row][/vc_section][vc_section][vc_row][vc_column width="3/4"][vc_column_text]<strong>¿Qué influencia tienen las ciudades?</strong> Según estudios realizados por el Observatorio de Hong Kong, la urbanización contribuye en un 50% al calentamiento en ciudades como Hong Kong. En primer lugar, los edificios altos impiden la circulación del aire y reducen la velocidad del viento, lo que priva a la ciudad de la brisa marina de la que debería disfrutar. Además, los edificios fabricados con materiales densos como el hormigón y el acero conservan el calor durante más tiempo que las estructuras de madera utilizadas en áreas suburbanas y rurales. Por la noche, los edificios liberan el calor acumulado durante el día, pero ese proceso se dificulta por lo estrecho de  los espacios existentes entre los pisos inferiores. Por ende, el enfriamiento nocturno es menor en la ciudad que en las zonas rurales. Los estudios muestran que la diferencia de temperaturas entre el campo y la ciudad puede ser considerable: en algunos casos, se ha registrado una diferencia de hasta 10 grados entre las temperaturas mínimas de las zonas urbanas y las áreas rurales. Otros elementos se suman al problema. “Las emisiones de gas procedentes de la circulación y el transporte contribuyen a la formación de nubes de lluvia, lo que significa que llueve más en las zonas urbanas que en el campo”, explica Lee Sai-ming. “Realizamos un estudio que muestra que las precipitaciones aumentaron más en Hong Kong que en las zonas rurales. Una de las causas posibles de ese fenómeno es la intensa actividad urbana. Por lo tanto, debido a las actividades urbanas y a las temperaturas más elevadas, la intensidad y la frecuencia de las precipitaciones también están aumentando en Hong Kong. El calor produce una mayor evaporación de los océanos y la atmósfera más cálida puede retener más humedad, lo que acrecienta el riesgo de lluvias particularmente abundantes”.[/vc_column_text][/vc_column][vc_column width="1/4"][/vc_column][/vc_row][/vc_section][vc_section full_width="stretch_row" content_placement="middle" parallax="content-moving" parallax_image="7243" el_class="rcmag-home-feature" css=".vc_custom_1539782153112{margin-bottom: 5px !important;}"][vc_row][vc_column width="1/2"][/vc_column][vc_column width="1/2"][vc_column_text el_class="rcmag-story-text-overlay"]La urbanización puede contribuir hasta en un 50% al calentamiento de ciudades como Hong Kong. Los edificios altos impiden que el aire circule y reducen la velocidad del aire, absorbiendo al mismo tiempo el calor durante el día y liberándolo por la noche, lo que hace que la temperatura de la ciudad no descienda.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][/vc_section][vc_row][vc_column width="3/4"][vc_column_text] <h2><strong>¿Qué se puede hacer ahora?</strong></h2> [/vc_column_text][vc_column_text]¿Qué se puede hacer ante una tendencia que parece irreversible? En resumen, la ciudad debe adaptarse. “Podemos plantar más árboles y más vegetación en la ciudad”, sugiere Lee Sai-ming, “ello contribuye a refrescar la atmósfera sin incrementar las emisiones de carbono. También se podrían utilizar materiales de construcción mejor adaptados para reducir la cantidad de calor que absorben los edificios y usar materiales reflectantes en los tejados para devolver al espacio una mayor proporción de radiación solar”. La Cruz Roja de Hong Kong también está ayudando a las personas a adaptarse al aumento de las temperaturas: “Brindamos asistencia a las personas mayores que viven solas”, dice Irene Lui Sau-lan. “Durante las visitas a domicilio, nuestros voluntarios hablan sobre los riesgos para la salud y las medidas que pueden tomar los habitantes para protegerse de las altas temperaturas. Los voluntarios verifican que los aparatos de climatización funcionen bien y que no haya riesgo de incendio. Son gestos simples, pero útiles”. Para Wong Shuk-man, las visitas fueron muy útiles. “Los voluntarios fueron muy atentos. Me recordaron que podía utilizar el servicio de ayuda telefónica si me sentía mal. Me dieron un silbato para llamar la atención en caso de incendio. También notaron que a mi ventilador eléctrico, que ya tenía 10 años, le faltaba la rejilla, pero yo no quería tirarlo. Me ayudaron a reemplazarlo por un aparato que es mucho mejor”.[/vc_column_text][vc_single_image image="7249" img_size="full"][vc_column_text]<a href="https://climateredi.today/">Encuentre este artículo en la campaña #ForOurKids de la Federación Internacional.</a>[/vc_column_text][/vc_column][vc_column width="1/4"][/vc_column][/vc_row][vc_section full_width="stretch_row" content_placement="middle" css=".vc_custom_1539789805550{margin-top: 50px !important;background-color: #ffd600 !important;}"][vc_row css=".vc_custom_1527680830943{margin-right: 0px !important;margin-left: 0px !important;padding-right: 0px !important;padding-left: 0px !important;}" el_class="rcmag-home-highlight"][vc_column][vc_column_text css=".vc_custom_1542123833560{margin-right: 0px !important;margin-left: 0px !important;border-left-width: 0px !important;padding-right: 0px !important;}"] <h3 style="text-align: center;"><strong>Vídeos relacionados con el tema</strong></h3> [/vc_column_text][vc_row_inner][vc_column_inner width="1/3"][vc_video link="https://www.youtube.com/watch?v=sD404XJ5KSU"][/vc_column_inner][vc_column_inner width="1/3"][vc_video link="https://www.youtube.com/watch?v=n3Frfi5aN_o"][/vc_column_inner][vc_column_inner width="1/3"][vc_video link="https://www.youtube.com/watch?v=8bYMMUDa9pk"][/vc_column_inner][/vc_row_inner][/vc_column][/vc_row][/vc_section][vc_section][vc_row][vc_column width="3/4"][vc_column_text]<strong>Otros artículos relacionados con el tema</strong> <a href="https://www.rcrcmagazine.org/2018/06/the-backbone-and-the-brains/">The backbone and the brains</a>[/vc_column_text][/vc_column][vc_column width="1/4"][/vc_column][/vc_row][/vc_section]
Seguir leyendo

Los diarios de los incendios forestales

Con enormes incendios forestales ardiendo en muchas partes del mundo, las pantallas de TV, las computadoras portátiles y los teléfonos han estado brillando en rojo con imágenes de las líneas de fuego. Pero, ¿qué pasa después de que las llamas se apagan?

Seguir leyendo