Un cambio de paradigma

VIDEO HISTORIA

Un cambio de paradigma

En los Andes de Perú, los pronósticos contribuyen a captar recursos, lo que permite a los pequeños criadores de alpacas proteger sus animales del frío extremo y las nevazones.

Diciembre 2019 |

Reportaje y producción
audiovisual:
Manuel Rueda

Producción:
Irina Ruano

Fotografía:
Bruno Chávez
Peruvian Red Cross

Mientras las inundaciones anuales en la Amazonia se vuelven más extremas, la Cruz Roja Peruana trata de reducir el número de personas afectadas por las crecientes del río mediante la implementación de un nuevo proyecto que cambia el enfoque de la acción humanitaria. La idea es proporcionar asistencia a la población de mayor vulnerabilidad antes de los desastres, a fin de proteger su seguridad y salud durante estos fenómenos climáticos extremos.

“Hemos sido una institución humanitaria enfocada tradicionalmente en responder al impacto de los fenómenos extremos”, dice Kemper Mantilla, coordinador nacional de este proyecto de la Cruz Roja Peruana. “Lo que estamos haciendo ahora es un cambio de paradigma”.

Este nuevo mecanismo, diseñado por la Cruz Roja Alemana y el Centro de las organizaciones de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja sobre cambio climático, y conocido como Preparación basada en Pronósticos, se ha implementado ya en varios países, desde Bangladesh a Togo.

Kemper Mantilla, Cruz Roja Peruana

Lo que estamos haciendo ahora es un cambio de paradigma

En Perú, el proyecto se ha puesto en marcha en tres zonas del país que sufren fenómenos climáticos extremos: la costa, que se ve periódicamente azotada por lluvias extremas relacionadas con El Niño, la zona altoandina, donde las comunidades ubicadas a más de 3.800 metros sobre el nivel del mar sufren anualmente olas de frío y nevadas que afectan a los medios de vida de los pequeños criadores de alpacas, y la zona de la cuenca del Amazonas en torno a Iquitos.

En el caso de los criadores de alpacas, los pronósticos permiten captar fondos para la construcción de refugios y la provisión de medicamentos para el ganado.

Perdemos de 15 a 20 alpacas cada invierno”, dice Flavio Cabana, quien tiene un rebaño de 400 alpacas en la región de Arequipa, al sur del Perú. “Los animales jóvenes son los más propensos a morir de frío”.

El proyecto analiza la información emitida por el Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología del Perú y comunica al personal de la Cruz Roja Peruana alertas sobre los fenómenos extremos que pueden afectar a comunidades vulnerables. Con dicha información, los trabajadores humanitarios tienen más tiempo para preparar y distribuir la ayuda a la gente más necesitada.

“Tratamos de que la información científica llegue lo más rápido posible a los encargados de tomar decisiones” dice Juan Bazo, asesor científico del Centro de las organizaciones de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja sobre cambio climático, otro asociado clave de los proyectos de la Preparación basada en Pronósticos en todo el mundo.

“La idea es aprovechar esa ventana de tiempo que nos dan los pronósticos meteorológicos para ayudar a las personas más vulnerables”.

Bruno Chávez /Cruz Roja Peruana

Recomendado

This post is also available in: English Français العربية

Back to Home