Videohistoria

Cuando dar es aprender

Para esta voluntaria hondureña, dar libremente su tiempo y su pasión le ofrece la oportunidad de enseñar y aprender.

El voluntariado es una experiencia enriquecedora que brinda la oportunidad de marcar una diferencia en la vida de los demás y, al mismo tiempo, ofrece una sensación de satisfacción personal. Tal es el caso de Stephany Isabela Pérez, directora nacional de juventud de la Cruz Roja Hondureña en el departamento de Marcala, que en 2022 fue reconocida como voluntaria regional del año.

Su pasión, motivación y el profundo vínculo de amistad que siente hacia su equipo es un reflejo del espíritu voluntario del Movimiento Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja. «Un voluntario da todo lo que tiene de sí mismo sin esperar nada a cambio», explica, y añade que esta entrega desinteresada permite a los voluntarios experimentar una retribución emocional que va más allá de cualquier remuneración material.

El amor y el apego entre los miembros de un equipo de voluntarios se convierte en una fuente de apoyo y bienestar, incluso en medio de situaciones problemáticas, afirma. La posibilidad de aprender y crecer junto a los compañeros es otro punto fuerte de ser voluntario y, añade, en la Cruz Roja se aprende algo nuevo cada día.

Jugar es aprender

El interés de Stephany por los adolescentes y los niños de la comunidad la motivó a crear un juego llamado «Centros Educativos Seguros y Cruz Roja Hondureña» para ayudar a los niños y adolescentes a comprender los valores y principios fundamentales de la Cruz Roja.

Para Stephany, la mejor forma de aprender es jugando, y fue esta motivación la que la impulsó a diseñar un juego de mesa dinámico para que los estudiantes puedan avanzar, formar grupos y competir mientras adquieren conocimientos. Este juego se ha convertido en una herramienta innovadora para fomentar la educación, la creatividad y la seguridad entre los alumnos.

Las preguntas planteadas en el juego están directamente relacionadas con el manual de Escuelas Seguras, que se ha aplicado durante las intervenciones de Cruz Roja Juventud en la comunidad escolar. El juego no sólo entretiene, sino que también brinda la oportunidad de consolidar el aprendizaje y reforzar conceptos clave relacionados con la seguridad y el bienestar.

——————————————————

Esta historia fue producida por Josué Manuel Montez Díaz
un talentoso storyteller de Cruz Roja Hondureña.

Temas relacionados

Transformar vidas entre rejas

En centros penitenciarios de la ciudad de México, personas voluntarias de Cruz Roja no sólo salvan vidas, sino que dejan un efecto dominó de compasión hacia los demás.

Humanidad sobre ruedas

En Argentina, los puntos móviles de servicios humanitarios no sólo aportan servicios críticos como primeros auxilios, agua, alimentos y ropa de abrigo. Aportan una sensación de seguridad y confianza, que son fundamentales para ayudar a las personas que se desplazan.

Café con aroma a resiliencia

En comunidades de Honduras con alto riesgo a desastres, Cruz Roja Hondureña desarrolla un proyecto para ayudar a familias a fortalecer su resiliencia e incrementar sus oportunidades de ingresos a través de emprendimientos como la producción de café.

Ver también en:

Descubre más historias

Recibe historias que valen la pena compartir

¿Estar al día?

Esto puede interesarte…...

Una ventana de tiempo

A medida que las tormentas e inundaciones se vuelven más extremas, un nuevo proyecto en Perú utiliza los pronósticos meteorológicos para estimular el financiamiento de actividades humanitarias antes de que ocurra un desastre.

Míralo aquí