La Cruz Roja Italiana ayuda a los damnificados

Tras la serie de temblores que sacudió el centro de Italia entre agosto y noviembre, los voluntarios de la Cruz Roja Italiana trabajaron sin descanso para rescatar a las personas de entre los escombros, servir comidas y ofrecer apoyo psicológico a los damnificados que no solo habían perdido todo lo que tenían, sino también a sus seres queridos. Las cocinas móviles de la Cruz Roja en el pueblo de Amatrice, sacudido por un fuerte seísmo en agosto, servían 800 comidas por día a los supervivientes y al personal de los servicios de emergencia. Mientras tanto, los equipos de rescate de la Cruz Roja Italiana trabajaron día y noche para sacar a las víctimas de los escombros. “Cuando llegamos a Amatrice, casi todo el pueblo estaba destruido, pero logramos rescatar a 20 personas de los escombros”, dijo Piero Altissimi, miembro del equipo de rescate de la Cruz Roja. Según informes de prensa, muchos migrantes participaron también en las tareas de búsqueda y rescate o recaudaron dinero para ayudar a los damnificados a pesar de sus limitados medios.

Temas relacionados

Mantenerse conectados en tiempos de distanciamiento

Los migrantes y los refugiados saben lo que significa estar aislados de la sociedad y lejos de sus seres queridos y de su cultura. En un momento definido por la separación, escuchemos lo que tienen que decir sobre cómo se las arreglan para soportar la falta de contacto en tiempos de pandemia.

Tan cerca, pero tan lejos

Clairet Mata está en un país nuevo, criando a su hijo sola. Dice que el aprender a manejar sus sentimientos la ha ayudado a lidiar con estar separada de su familia.

Ver también en:

Más en...

Suscribirse

¿Estar al día?

Suscríbete a nuestro boletín para recibir regularmente las historias de la Cruz Roja y la Media Luna Roja.