Con el apoyo de la Cruz Roja Libanesa, el CICR distribuyó, a fines de septiembre, 90 toneladas de alimentos a unos 10.000 refugiados sirios en el norte de Líbano . “Desde que comenzó la crisis en Siria, es la primera vez que distribuimos una cantidad tan grande de alimentos”, dijo Jeroen Carrin, coordinador de la distribución de alimentos del CICR. “Es señal de que las necesidades aumentan en forma significativa.”También se suministraron alimentos a las familias de acogida libanesas.

Los miembros del equipo de cricket de discapacitados físicos de Bangladesh (arriba) participando en el torneo internacional de cricket de cinco naciones para personas con discapacidad física, organizado por el CICR en septiembre, en Bangladesh, en el que compitieron los equipos de Afganistán, Bangladesh, Inglaterra, India y Pakistán.

Temas relacionados

Un aterrizaje sin problemas

Para voluntarios como Sami Rahikainen, es crucial construir confianza con migrantes que llegan a un lugar nuevo en busca de una vida completamente nueva. Esta es su historia.

Hojas de betel con especias

Shimul Datta se las ingenió para montar un negocio floreciente en el mercado local de Kishoreganj a pesar de las dificultades provocadas por la pandemia de covid-19.

De la granja al mercado

Tras la pandemia de covid-19, Rupali tuvo que buscar otras fuentes de ingresos para mantener a su familia y, gracias a una pequeña ayuda en efectivo, logró crear un floreciente negocio familiar.

Ver también en:

Descubre más historias

Recibe historias que valen la pena compartir

¿Estar al día?

Esto puede interesarte…...

La vida en una zona en crisis

El cambio climático y la guerra crean una mezcla letal que ha estragado durante mucho tiempo parte del Sahel.

Míralo aquí