VIDEO | COVID-19

Dar a los demás, dar sentido a cada día

La pandemia de COVID-19 no solo está uniendo a las personas sino también motivándolas para unirse a grupos de voluntarios que permiten tomar medidas rápidas y significativas.

Angela


Redacción:
Malcolm Lucard

Producción:
REON Studio

La pandemia de COVID-19 nos afecta a todos. Es universal de una manera que difiere de casi cualquier desastre natural o crisis de salud reciente. No es de extrañar que veamos un sentido de solidaridad, humanidad y unidad sin precedentes, ya que la gente común que nunca antes ha desempeñado tareas humanitarias y de voluntariado se siente inclinada a prestar ayuda, tanto a vecinos como a desconocidos.

Uno de esos nuevos voluntarios es Ángela, madre de dos hijos, originaria de Florencia (Italia), que pudo realizar su deseo de ayudar a sus compatriotas florentinos gracias a un nuevo curso acelerado para voluntarios, ofrecido por la Cruz Roja Italiana. «El deseo de ser voluntaria me acompañaba desde hace tiempo«, dice Ángela, que ahora ve sus entregas diarias de alimentos y medicamentos para personas mayores como un regalo también para ella. «Me doy cuenta de que realmente le da un sentido a mi día y es emocionante«.

En todo el mundo los voluntarios trabajan para garantizar que las familias en situación de gran vulnerabilidad puedan satisfacer sus necesidades básicas llevándoles alimentos, medicamentos y otros productos esenciales.

Ludovica

Ludovica también se integró al grupo de voluntarios temporales de la Cruz Roja Italiana. Siempre quiso trabajar como voluntaria, pero por diferentes razones nunca era el momento. Cuando estalló el brote de coronavirus en Italia, decidió que era la ocasión perfecta para hacerlo. “Cuando empecé, mi abuela me preguntó por qué lo estaba haciendo, por qué me arriesgaba de esa manera. Me puse en el lugar de las personas que no tenían a nadie cerca de ellas; es lo que me decidió a hacer esta labor voluntaria”.

Normalmente, Ludovica trabaja en una empresa de investigación y desarrollo de tecnologías de la información. Actualmente, trabaja como voluntaria en la recepción de un centro para pacientes con COVID-19.

Marco

Antes de que en Italia comenzaran a aflojar las medidas de confinamiento, voluntarios como Marco repartían medicamentos y otros productos esenciales a personas consideradas de alto riesgo, como las personas de edad. Marco cuenta que la gente los esperaba como si fuera el acontecimiento más importante del día. «Cuando nos ven llegar como voluntarios de la Cruz Roja, se ponen muy contentos y nos demuestran su agradecimiento; esto es muy gratificante». A Marco, el voluntariado lo ha hecho cambiar y lo ha convencido de que si los seres humanos somos capaces de soñar con un mundo diferente, somos capaces de hacerlo realidad.

Marco vive desde hace 13 años en Florencia, donde se recibió de abogado, encontró el amor y donde ahora trabaja como voluntario para prestar asistencia a las personas necesitadas.

Recomendado

Temas relacionados

Hojas de betel con especias

Shimul Datta se las ingenió para montar un negocio floreciente en el mercado local de Kishoreganj a pesar de las dificultades provocadas por la pandemia de covid-19.

De la granja al mercado

Tras la pandemia de covid-19, Rupali tuvo que buscar otras fuentes de ingresos para mantener a su familia y, gracias a una pequeña ayuda en efectivo, logró crear un floreciente negocio familiar.

Ver también en:

Descubre más historias

Recibe historias que valen la pena compartir

¿Estar al día?

Esto puede interesarte…...

El viaje desde Cúcuta

Bleeding feet. Cold mountain roads. Sidewalk for a bed. A typical day for thousands of migrants making the long trek on foot through Colombia. These are their stories.

Míralo aquí