Artículo

¿Confiar o no confiar?

Esta es una pregunta que muchos migrantes deben hacerse cada día cuando se desplazan o se encuentran en un nuevo entorno. Un estudio del Movimiento Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja arroja luz sobre cómo garantizar que los migrantes, incluidos los refugiados, puedan confiar en quienes tratan de ayudarles.

January 14 - 16, 2019. Esquipulas, Chiquimula, and Tecún Umán, San Marcos. Guatemala. Since January 14, the Guatemalan Red Cross has provided humanitarian assistance to migrants during the mass mobilization from Honduras and El Salvador to Mexico. Among the services provided are pre-hospital care, transfers to health centres, psychosocial support, distribution of safe drinking water, delivery of hygiene kits and reestablishment of contact between family members (by means of free telephone calls). Photos by: Andrés Lemus / Guatemalan Red Cross. 14 - 16 de enero, 2019. Esquipulas, Chiquimula, y Tecún Umán, San Marcos. Desde el 14 de enero, Cruz Roja Guatemalteca ha brindado Asistencia Humanitaria a personas migrantes durante la movilización masiva proveniente de Honduras y El Salvador, con dirección hacia México. Entre los servicios que se brindan son atención prehospitalaria, traslados a centros asistenciales, apoyo psicosocial, distribución de agua segura para consumo, entrega de kits de higiene y restablecimiento de contacto entre familiares (mediante llamadas telefónicas gratuitas). Fotos por: Andrés Lemus / Cruz Roja Guatemalteca.

En la ciudad de Musina, en la frontera norte de Sudáfrica con Zimbabue, Marrieth Ndlela habla con un joven que recorrió más de 1.000 kilómetros -a pie, en coche y en autobús- desde la República Democrática del Congo [RDC] en busca de un refugio seguro.

«Recuerdo que el primer mes que llegué aquí tenía miedo», dice Amman, que era profesor de música cuando huyó de su país debido a la inestabilidad y la violencia. «Cuando llegas a un país nuevo y no conoces a nadie, da miedo. Tenía miedo de la vida aquí… especialmente en Pretoria, los ladrones, ya sabes, pueden matarte en cualquier momento. Y lo he visto. Mataron a un tipo delante de mí. Tenía mucho miedo. »

Lamentablemente, no es infrecuente que los migrantes, incluidos los solicitantes de asilo y los refugiados, sufran este tipo de sobresaltos y peligros a lo largo de sus viajes. Muchos no querían abandonar sus hogares, pero se vieron obligados a hacerlo por la violencia armada. Otros viajaron por zonas plagadas de bandidaje, fueron detenidos o arrestados por la policía o han permanecido en comunidades donde no todos les hicieron sentirse bienvenidos.

Aquí, en Musina, los migrantes proceden de lugares tan lejanos como Etiopía y Eritrea, la RDC y Tanzania, así como de países vecinos como Zambia y Mozambique. Por todo ello, los voluntarios de Musina saben que los inmigrantes tienen buenas razones para desconfiar de cualquiera que se les acerque.

Esta desconfianza puede aumentar drásticamente su vulnerabilidad si temen buscar ayuda o protección, explica Ndela, que trabaja como voluntaria para la filial local de Musina de la Cruz Roja Sudafricana formando parte de equipos que ofrecen pruebas de detección de enfermedades infecciosas, así como servicios que ayudan a los migrantes a mantenerse en contacto con familiares que viven lejos.

«La confianza es muy importante entre voluntarios y migrantes», dice Ndela. «Así que lo que hacemos como voluntarios es entablar una relación con los migrantes. Vamos a diario a lugares donde los migrantes se sienten seguros para que se acostumbren a nosotros y sepan quiénes somos». »

¿De qué desconfían más los inmigrantes? «Les preocupa lo que les pueda pasar», dice Ndela, «porque quizá no tengan documentos o les preocupe que sus documentos no sean válidos. A la mayoría les preocupa que les deporten a su país de origen. Por eso les decimos que no compartimos la información que nos dan y que ayudamos a todos, tengan o no documentos».

«Cuando llegas a un país nuevo y no conoces a nadie, da miedo. Tenía miedo de la vida aquí».

Amman,
que recorrió más de 1.000 kilómetros desde la República Democrática del Congo en busca de refugio en Sudáfrica.

 

«Solemos ser las primeras personas que conocen cuando vienen a nuestro país. Así que intentamos ofrecerles apoyo y crear confianza ofreciéndoles la bienvenida más cálida que podamos… con nuestras acciones, estando presentes, creando un entorno seguro y ayudándoles. »

Sami Rahikainen,voluntario de la Cruz Roja finlandesa que ayuda a los refugiados reasentados.

Un factor crítico

Aunque la confianza es importante en todas las interacciones y relaciones humanas, la cuestión de la confianza en el trabajo humanitario siempre ha sido especialmente crítica. En el contexto de la migración, la cuestión está plagada de complejidades, en las que los trabajadores humanitarios deben mantener no sólo la confianza de los migrantes, sino también de las autoridades gubernamentales, las comunidades de acogida y el público en general, entre otros.

Estas son algunas de las razones por las que el Movimiento Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja se embarcó en un estudio mundial para comprender mejor las preocupaciones y percepciones de los migrantes cuando se trata de asistencia y protección humanitarias. El informe, titulado «Perspectivas de los migrantes: Fomentar la confianza en la acción humanitaria» fue publicado el 13 de diciembre de 2022 por el Laboratorio Mundial sobre Migración de la Cruz Roja y la Media Luna Roja, justo antes del Día Internacional del Migrante, el 18 de diciembre.

El informe se basa en encuestas en línea y presenciales, entrevistas y debates en grupos de discusión con casi 17.000 migrantes de más de 15 países.  Aunque los resultados revelan que, en general, las personas desplazadas confían en los actores de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja, «esa confianza no es universal y es preciso seguir trabajando para fomentarla y mantenerla», concluye el informe.

«Aunque la mayoría de los migrantes que participaron en esta investigación asociaron los emblemas de la Cruz Roja y la Media Luna Roja con la seguridad y la esperanza (73%), también expresaron confusión sobre el trabajo que los actores de la Cruz Roja y la Media Luna Roja realizan con y para los migrantes, lo que pone de relieve la necesidad de estrategias para comunicar mejor los servicios.»

Un ejemplo: No todos los migrantes entienden que las Sociedades Nacionales de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja son independientes de los poderes públicos. «Sólo aproximadamente el 21% de todos los migrantes reconocen a los actores de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja como independientes de las autoridades públicas en sus países de nacimiento y el 26% en sus países actuales», según el informe.

Es un gran problema cuando se trata de ayudar a personas que pueden desconfiar de las autoridades públicas. Pensemos en un gran problema de confianza al que se enfrentan a diario personas de todo el mundo: la protección de los datos personales. Para ayudar a los emigrantes a reconectar con sus seres queridos, Ndela debe recopilar información sobre las personas que envían los mensajes y sobre los seres queridos con los que intentan contactar.

«Por eso hacemos mucha labor de sensibilización, explicándoles quiénes somos y qué hacemos, y nuestros Siete Principios Fundamentales, como la Independencia y la Neutralidad», dice, «y para garantizarles que la información que nos den nunca se compartirá con ninguna autoridad ni con las fuerzas del orden ni con nadie ajeno a la Cruz Roja.»

Las conclusiones del informe en cifras

85: porcentaje de migrantes que señalaron que los agentes de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja les trataron con dignidad y respeto

73: porcentaje de migrantes participantes en esta investigación que asociaron los emblemas de la Cruz Roja y la Media Luna Roja con la seguridad y la esperanza. Sin embargo, muchos expresaron confusión sobre el trabajo que los actores de la Cruz Roja y la Media Luna Roja hacen con y para los migrantes, lo que pone de relieve la necesidad de estrategias para comunicar mejor los servicios de los actores de la Cruz Roja y la Media Luna Roja en la prestación de asistencia humanitaria y protección a los migrantes en situaciones vulnerables, independientemente de su situación legal.

26: porcentaje aproximado de migrantes que reconocen a los actores de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja como independientes de las autoridades públicas en los países en los que residen actualmente.

21: porcentaje de todos los migrantes que reconocieron a los actores de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja como independientes ante las autoridades públicas de sus países de nacimiento.

25: porcentaje de migrantes entrevistados que expresaron su temor a que el acceso a la ayuda humanitaria y a la protección de las organizaciones humanitarias pueda aumentar el riesgo de detención o deportación.

Según el nuevo informe Perspectivas de los migrantes: Fomentar la confianza en la acción humanitaria, el 73% de los encuestados dijeron que asociaban los emblemas de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja con la seguridad y la esperanza. Sin embargo, también expresaron confusión sobre el trabajo que los actores de la Cruz Roja y la Media Luna Roja realizan con y para los migrantes, lo que pone de relieve la necesidad de estrategias para comunicar mejor los servicios, independientemente de la situación legal.

Este gráfico muestra el porcentaje de migrantes encuestados que afirmaron temer exponerse al riesgo de detención o deportación si solicitaban asistencia y protección humanitarias.

Neutralidad e independencia

Comprender las percepciones de la gente y responder a ellas puede ser complicado porque muchas Sociedades Nacionales deben coordinarse en cierta medida con los poderes públicos como parte de sus esfuerzos por ayudar a los migrantes. La primera de varias recomendaciones clave del informe (ver barra lateral) es «defender el principio de independencia y tomar medidas para comunicar cuándo, dónde y en qué contexto cooperan las organizaciones humanitarias con los poderes públicos. »

Al mismo tiempo, las Sociedades Nacionales también deben mantener la confianza de las autoridades para que comprendan, respeten y no interfieran en su labor puramente humanitaria.

En el Sahel, donde las condiciones para los migrantes son extremadamente duras y peligrosas, esta dinámica está siempre presente. Según el informe, más del 70% de los migrantes encuestados en Níger afirmaron temer que la búsqueda de ayuda o protección humanitaria les pusiera en peligro de detención o deportación. Además, en los últimos años han aumentado los esfuerzos de algunos gobiernos por utilizar la ayuda al desarrollo y los servicios humanitarios para animar a la gente a no emigrar, o impedir que los que ya están en camino sigan avanzando.

«Para garantizar la confianza de los migrantes, es importante no alentarlos ni desalentarlos en su proyecto migratorio», explica Maazou Oumarou, experta en migración de la FICR con sede en Niamey (Níger), que realizó parte de la investigación en la que se basa el nuevo informe. «Somos neutrales en ese punto. No se les puede decir: ‘No os vayáis a Europa porque allí no hay nada para vosotros’. Porque si lo haces, se preguntarán: ‘¿Por qué me dice esto esta persona? Entonces, te evitarán y preferirán ir con alguien que esté a favor de su proyecto».

Esta es una de las muchas razones por las que el Movimiento aborda la migración desde una perspectiva puramente humanitaria. Su objetivo es responder a las necesidades humanitarias y reducir el sufrimiento, sin tratar de alentar, desalentar o impedir la migración. «Es grave porque esa desconfianza podría limitar su acceso a los servicios que ofrecemos, con lo que su situación no haría sino empeorar», afirma.

  1. Defender el principio de independencia y tomar medidas para comunicar cuándo, dónde y en qué contexto cooperan las organizaciones humanitarias con las autoridades públicas.
  2. Mejorar el acceso efectivo de los migrantes a información comprensible, pertinente y fiable sobre los servicios, la protección, la asistencia y el apoyo disponibles a lo largo de sus viajes.
  3. Garantizar que la acción humanitaria sea integradora, responda a los contextos locales y permita la participación de los migrantes en los procesos de toma de decisiones.
  4. Invertir en la diversidad del personal y los voluntarios -con la participación de personas con una experiencia vivida de la migración-, así como en la formación para garantizar la competencia y la integridad.
  5. Invertir y comprometerse en una diplomacia humanitaria basada en pruebas sobre las necesidades y vulnerabilidades de los migrantes y en un enfoque de la acción humanitaria basado en principios.

1- Una forma clave de mantener la confianza es ir al encuentro de la gente y conocerla en sus propios términos. Aquí, un equipo de la Cruz Roja Colombiana ofrece servicios a migrantes venezolanos que viajan por zonas remotas del país.

2- Los migrantes, incluidos los refugiados y los solicitantes de asilo, se encuentran a menudo en campamentos como éste, donde diversas organizaciones humanitarias prestan servicios bajo los auspicios de las autoridades. Esto puede causar confusión y llevar a la percepción de que las organizaciones humanitarias no son totalmente independientes de las autoridades, por lo que es importante comunicar y transmitir la independencia de forma clara y periódica.

Una llegada sin contratiempos

Este tipo de confianza es igual de importante cuando las personas llegan a su país final o de destino. Esto queda cada vez más claro en el aeropuerto internacional de Helsinki, mientras Sami Rahikainen atraviesa el control de seguridad y baja por las puertas de llegada.

Rahikainen forma parte de un grupo de voluntarios de la Cruz Roja Finlandesa que acuden regularmente al aeropuerto para dar la bienvenida a las personas que llegan como parte del programa de reasentamiento del país.  «Intentamos que la llegada de la gente sea lo más tranquila posible», dice, de pie en la zona de la puerta de embarque, con los aviones rodando al fondo.

«Muchos llevan mucho tiempo viajando, incluso dos o tres días», dice, señalando que su viaje probablemente empezó mucho antes de que subieran a los aviones. Algunos pueden haber sobrevivido a conflictos o vivido en campos de refugiados durante mucho tiempo, mientras que otras personas pueden haber sufrido traumas o tener problemas de salud. Por todo ello, es fundamental generar confianza.

«Solemos ser las primeras personas que conocen cuando vienen a nuestro país. Así que intentamos ofrecerles apoyo y crear confianza ofreciéndoles la bienvenida más cálida posible: con nuestras acciones, estando presentes, creando un entorno seguro y ayudándoles».

«A veces los que llegan están demasiado cansados o incluso tienen miedo de hacer preguntas. Así que ofrecer información es una parte de la creación de confianza», dice. Pueden ser cosas sencillas, como cuándo y dónde está su vuelo de conexión, o describir su nueva ciudad o pueblo de origen y la gente que van a conocer.

Los migrantes suelen emprender viajes angustiosos en condiciones duras y pueden estar sometidos a un estrés considerable. La empatía, la comprensión y el respeto son herramientas clave para ayudar a ganar y mantener la confianza de las personas que se desplazan.

La confianza conduce a la apertura

En otras zonas, la dinámica migratoria es bastante diferente. Pero los problemas fundamentales son muy similares. Ruthraj Senadhirajah es oficial de búsqueda -ayuda a los migrantes a reencontrarse con sus seres queridos que viven lejos- en la filial de Batticaloa de la Cruz Roja de Sri Lanka, en la costa oriental del país. La mayor parte de su trabajo se centra en situaciones en las que ciudadanos de Sri Lanka trabajan o han trabajado en el extranjero.

Para ayudar de verdad a la gente, tienen que sentirse cómodos abriéndose a ti y compartiendo cosas de su vida personal». Para ilustrarlo, cuenta la historia de un hombre de Sri Lanka que tuvo que volver a casa tras sufrir un derrame cerebral y quedar paralítico mientras trabajaba en Arabia Saudí.

«La familia no tiene absolutamente nada que comer», dice Senadhirajah. «Su mujer encontró trabajo en la ciudad en una tienda, ganando muy poco dinero para sus gastos diarios. Tenía que recorrer 10 kilómetros en moto hasta la ciudad. Pero debido a la crisis del combustible y al aumento del precio de la gasolina, ya no podía ir a la tienda. Ahora está en casa con cuatro miembros de la familia».

A partir de esta información, Ruthraj y la mujer podrían empezar a hablar de cómo puede ayudar la Cruz Roja. La gente como ella está dispuesta a abrirse, dice, porque han visto la actuación de la Cruz Roja en muchas crisis: conflictos internos, desastres naturales, pandemias. «Me cuentan historias como ésta porque la gente confía en la Cruz Roja y sabe que quizá podamos hacer algo. »

También es fundamental, añade Marieth Ndela, que al hablar con los inmigrantes sepas hablar su idioma. Esta es una de las razones por las que la sucursal de Musina cuenta con voluntarios que proceden de los mismos países que los inmigrantes. Entre ellos, los voluntarios pueden hablar más de 10 idiomas, desde francés y portugués hasta shona, zulú y sanga, entre otros. Esto es fundamental si realmente se quiere entender por lo que está pasando la gente.

«Tenemos que entender su estado mental y que han pasado por muchas cosas, viajando solos y con mucho estrés», añade. «Vienen aquí con esperanza y descubren que las cosas no siempre son como esperaban y acaban sin hogar. Es muy difícil y afecta a su estado mental, y hay que ser capaz de ponerse en su lugar».

Temas relacionados

Transformar vidas entre rejas

En centros penitenciarios de la ciudad de México, personas voluntarias de Cruz Roja no sólo salvan vidas, sino que dejan un efecto dominó de compasión hacia los demás.

Humanidad sobre ruedas

En Argentina, los puntos móviles de servicios humanitarios no sólo aportan servicios críticos como primeros auxilios, agua, alimentos y ropa de abrigo. Aportan una sensación de seguridad y confianza, que son fundamentales para ayudar a las personas que se desplazan.

Ver también en:

Descubre más historias

Recibe historias que valen la pena compartir

¿Estar al día?

Esto puede interesarte…...

Cuidando a nuestros cuidadores

A través de un programa de apoyo psicosocial, voluntarios de Cruz Roja Hondureña reciben apoyo de especialistas para enfrentar el estrés emocional tras responder a emergencias de alta magnitud.

Míralo aquí